Los operadores del sitio web de tarjetas de crédito robadas Joker's Stash anunciaron la semana pasada que cerrarán el sitio para siempre el próximo mes. El sitio obtuvo ingresos de más de mil millones de dólares en Bitcoin durante los últimos años, según un informe de la firma de seguridad cibernética Gemini Advisory.

Fundada en 2014, Joker's Stash pasó rápidamente de ser un pequeño operador de tarjetas de crédito robadas a uno de los mayores proveedores. Conectó a los clientes con los vendedores de información de tarjetas de crédito, códigos y direcciones de pago obtenidas ilícitamente, todos los cuales, según se dijo, eran de la "más alta calidad" entre otros proveedores similares de la red "Darknet". Los clientes pagaban fundamentalmente en Bitcoin.

El mercado de tarjetas robadas tampoco es un negocio pequeño. Las investigaciones realizadas en 2019 indican que más de 76,2 millones de tarjetas robadas llegaron a los mercados de la deep web sólo en la segunda mitad de ese año. Luego, en la primera mitad de 2020, 43 millones de tarjetas robadas fueron encontradas en la red oscura. Muchas de ellas se comercializaron en el Joker's Stash, hasta su final.

"Joker se va a un merecido retiro. El Joker's Stash está cerrando... Es hora de que nos vayamos para siempre", decía un post escrito por los operadores del sitio la semana pasada.

El fin del "Joker," un mercado donde se vendían tarjetas de crédito por Bitcoin
El fin del "Joker." Imagen: Gemini Advisory

Gran parte del Bitcoin (estimado en más de 1.000 millones de dólares a las tarifas actuales) fue a los vendedores por sus servicios, dijo Gemini Advisory, y el resto a los operadores de Joker's Stash, uno de los cuales era conocido como el "Joker".

Bitcoin y los Problemas en la guarida del Joker

A pesar de las fortunas, Gemini Advisory declaró que los usuarios de Deep Web habían empezado recientemente a quejarse de la baja calidad de la información de las tarjetas robadas y de las grandes cantidades de tarjetas que "no funcionaban", lo que hizo que la popularidad de Joker's Stash disminuyera en su conjunto. Todo el modelo de mercado de Darknet, que es totalmente anónimo, se basa en la confianza, lo que significa que las malas críticas son un camino instantáneo hacia la impopularidad.

Perder clientes tampoco era la única preocupación de Joker's Stash. La Oficina Federal de Investigación de los Estados Unidos (FBI) incautó sus dominios web y direcciones de criptomonedas el año pasado, lo que incluso llevó a especular entre los usuarios que sus operadores se enfrentaban a problemas legales en ese momento. Sin embargo, los operadores de Joker's Stash recuperaron el acceso poco después y pusieron el sitio de nuevo en marcha.

Luego, en octubre, Joker afirmó haber contraído el coronavirus y fue hospitalizado durante una semana. Esto causó una interrupción en las ventas y una nueva caída en la popularidad.

Mientras tanto, el fin del sitio no significa el fin del negocio de las tarjetas robadas. Gemini Advisory dijo que es "muy probable" que los vendedores del sitio hagan una transición completa a otros grandes mercados oscuros de la deep web.

"La economía underground de tarjetas de pago probablemente no se verá afectada por este cierre", dijo la firma.