Tips

  • La policía francesa ha detenido a 29 sospechosos en relación con un grupo terrorista sirio.
  • Los sospechosos supuestamente usaron cupones de Bitcoin vendidos en tiendas de conveniencia para enviar fondos a Siria.
  • Los agentes de la ley sospechan que cientos de miles de euros en criptomonedas fueron enviados de esta manera.

La policía de Francia ha arrestado a 29 personas vinculadas a un grupo terrorista sirio que supuestamente utilizó quioscos de Bitcoin para enviar cientos de miles de euros en criptomonedas al extranjero, según informó el martes el canal de noticias local Capital.

Como explicó Decrypt, los clientes en Francia pueden comprar cupones especiales de criptomonedas por valor de hasta 250 euros (aproximadamente 292 dólares) —provistos en su mayoría por dos empresas locales, Digycode y Keplerk—en más de 30.000 tiendas de conveniencia y tabaquerías de todo el país. Estos cupones prepagados pueden ser cobrados por Bitcoin y otras criptomonedass a través de las plataformas de los proveedores.

Según la Fiscalía Nacional Antiterrorista, los sospechosos terroristas compraban esos cupones de criptomonedas en Francia , escaneaban y enviaban las imagenes a los líderes del grupo, dos ciudadanos franceses que actualmente residen en Siria. Los cupones se convirtieron luego en Bitcoin a través de Turquía.

Aunque los clientes tienen que proporcionar sus identificaciones para registrar una cuenta en los sitios web de los emisores de los cupones y recibir su Bitcoin, los líderes del grupo terrorista lograron activar con éxito sus códigos de BTC. Lo hicieron a pesar de haber sido condenados en ausencia a 10 años de prisión y de que se habían emitido órdenes de detención internacionales en su contra, señaló el establecimiento.

 

El cofundador de Digycode, Christopher Villegas, dijo a Capital que la compañía fue informada de la situación en julio y que desde entonces ha bloqueado la mayoría de los accesos a su plataforma desde fuera de Francia.

"Hemos prohibido todas las conexiones fuera de Francia y Suiza, todos los demás países como Turquía y Siria han sido completamente prohibidos", dijo.

El CEO de Keplerk, Adil Zakhar, añadió que "este asunto muestra que Francia ha sido capaz de posicionarse en el mundo de las criptomonedas, incluyendo la lucha contra los abusos relacionados con el uso de Bitcoin". Aún así, los recientes arrestos reavivaron los debates sobre el posible mal uso de las criptomonedas para actividades criminales.

"Este caso arroja una dura luz sobre la financiación del terrorismo en Siria por medio de criptomonedas y, en segundo plano, sobre las obligaciones de luchar contra este tipo de operaciones que deben cumplir los proveedores de servicios del sector", señaló William O'Rorke, socio del bufete de abogados ORWL que se especializa en tecnologías disruptivas y casos relacionados con la blockchain.

Para impedir esas actividades, todas las empresas que vendan criptomonedas deberán obtener la aprobación de los proveedores de servicios de activos digitales (PSAN) de la Autorité des marchés financiers (AMF), el organismo regulador del mercado de valores de Francia, antes de finales de año. En la actualidad, sólo la plataforma de intercambio de criptmonedas Coinhouse tiene tichos permisos.

"Los sistemas de lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo no permiten detectarlo todo, especialmente en el caso de las pequeñas transacciones", dijo O'Rorke, y añadió: "Por lo tanto, es imposible evaluar si el sistema de vigilancia ha sido defectuoso, aunque se puede imaginar que la AMF y la ACPR estarán especialmente atentos en el momento del registro del PSAN".

Señaló que los cupones de criptomonedas son la forma más sencilla de comprar Bitcoin en Francia y, por extensión, la más fácil de detectar. Al mismo tiempo, sería mucho menos arriesgado para los agentes malintencionados utilizar una de las plataformas extranjeras y más difícil de descubrir para las autoridades.