Es un momento delicado para el Servicio Postal de los Estados Unidos (USPS). Bajo el nuevo Director General de Correos, Louis DeJoy, la agencia gubernamental independiente ha implementado drásticas medidas de reducción de costos que probablemente frenen el servicio postal en los próximos meses.

Sin embargo, las elecciones presidenciales de noviembre, que se celebran durante una pandemia, hacen que el voto por correo sea fundamental para que muchos estadounidenses puedan sufragar este otoño. Pero el presidente Trump se ha opuesto repetidamente a la idea del voto por correo, calificándolo de proceso lleno de posibilidades de fraude... a pesar de su propio historial de voto por correo y de su petición personal de una boleta de voto por correo para el año 2020.

Una solución para un sistema seguro de votación por correo sería la tecnología blockchain. Esta semana, la Oficina de Patentes y Marcas de EE.UU. publicó una solicitud de patente —originalmente presentada el 7 de febrero— del USPS que describe los posibles sistemas de votación por correo que podrían ser apoyados y asegurados por la tecnología blockchain.

En una de las propuestas de aplicación, el votante recibiría una boleta de papel en la que se imprimiría un código individualizado y legible por computadora. El votante podría entonces escanear el código con un dispositivo móvil, verificar su identificación y luego emitir la boleta digitalmente. Este sistema separaría la identificación del votante del voto real para mantener el anonimato, con los resultados de la votación almacenados en la blockchain.

En general, la solicitud de patente se lee como una sesión de lluvia de ideas, con muchas opciones posibles enumeradas sobre cómo la tecnología blockchain y los elementos digitales podrían ser utilizados para complementar el elemento físico del proceso de votación. En resumen: el USPS ve potencial en un sistema de votación por correo respaldado por una blockchain, pero no parece estar listo para darle vida.

Eso no calmará a nadie preocupado por el fraude electoral en las próximas elecciones, pero apunta a un proceso potencialmente mejorado para el futuro.

Los sistemas de votación impulsados por tecnología blockchain han ganado mucha más atención desde el golpe de la pandemia, pero como Decrypt exploró en mayo, es probable que todavía quede un largo camino por recorrer antes de que cualquier sistema sea lo suficientemente seguro para ser utilizado a mayor escala.

Más allá de los obstáculos técnicos y de las dudas de que un sistema de votación respaldado por tecnología blockchain sería seguro, algunos en el espacio también creen que tal movimiento sería un choque para el sistema para los votantes.

"La sociedad no está lista para el big bang", dijo el CEO de domino.vote Ray Chow-Toun a Decrypt esta primavera. "La gente no está realmente preparada para conseguir este nivel de transparencia, y este nivel de democracia, en el gobierno."