Ripple, la empresa detrás de la tercera criptomoneda mas importante del ecosistema en términos de marketcap, ha sido nombrada por la revista Fortune uno de los mejores lugares para trabajar en el 2020.

La empresa, con sede en San Francisco ocupa el vigésimo quinto escaño en una lista de “Los 35 mejores lugares de trabajo pequeños y medianos en el área de la Bahía (de San Francisco)”.

Es importante destacar que esta ciudad es considerada como el epicentro de la industria tecnológica norteamericana. Silicon Valley, una región ubicada al sur de la Bahía de San Francisco es prácticamente un ícono de innovación y desarrollo entre entusiastas de casi cualquier tipo de hardware o software.

De acuerdo con la reseña de Fortune, el personal se siente a gusto no solo con las instalaciones sino con la filosofía de la empresa: "La administración es consistentemente transparente con los empleados sobre lo que va bien y lo que no. La honestidad entre nosotros mismos es un enfoque refrescante y saludable a medida que continuamos creciendo, pasando de ser una startup a una compañía joven” dicen los empleados.

Ripple: Una buena compañía para trabajar y hacer negocios

Ripple ha crecido de manera notable en términos de usabilidad e influencia. Durante el 2019, se enfocaron en asentarse en Latinoamérica, estableciendo una sucursal en Brasil como parte de su estrategia de penetración de mercado.

Desde allí, Ripple ha conducido varias pruebas y alianzas estratégicas con importantes bancos regionales, consiguiendo buenos resultados en el procesamiento de pagos y transferencias interbancarias a través de Ripplenet.

Entre los éxitos mas resaltantes destacan las asociaciones con el banco Santander, con el cual sentó las bases para un corredor blockchain en su tecnología One Pay FX, el cual soporta a Reino Unido, Polonia, España y Brasil.

También el bróker brasilero Frente Corretora de Câmbio  y el banco brasileño Itaú tienen importantes alianzas de negocios con Ripple para potenciar sus servicios.

Otro de los esfuerzos de expansión de Ripple fue su alianza con la plataforma latina de intercambios de criptomonedas Bitso durante el último trimestre de 2019, con los cuales crearon un corredor de pagos que esperan diversificar.

Y aunque Ripple ha probado ser sumamente exitoso en los negocios, tristemente no podemos decir lo mismo de XRP, el cual terminó el 2019 como la peor criptomoneda del top 10 por capitalización de mercado.

Parece que, en este momento, es un orgullo trabajar en Ripple, pero es una pena tener sus tokens.