Según una encuesta reciente realizada por la empresa de investigación y asesoramiento Gartner, inc., alrededor de las tres cuartas partes de los usuarios de la Internet de las cosas (IoT) —que tienen dispositivos electrónicos conectados entre sí—, en EE.UU. también trabajan en el campo de las tecnologías blockchain , o planean adoptarla a finales de 2020.

El internet de las cosas y la blockchain son dos tecnologías que están ampliamente proyectadas para experimentar un crecimiento meteórico en el futuro. A pesar de ser ambas relativamente nuevas, ya existe un considerable solapamiento entre las dos, y a menudo se considera que la cadena de bloques es una de las tecnologías clave que permitirá a las redes del internet de las cosas interactuar de manera más segura y eficiente. Sin embargo, lo que podría no ser tan obvio es que también hay una superposición significativa entre la IoT y los adoptantes de la cadena de bloques.

Entre los adoptantes duales, el 86% de ellos están trabajando para implementar ambas tecnologías conjuntamente, mientras que más de la mitad de los adoptantes afirman que el aumento de la eficiencia y la reducción de costes son los principales factores que impulsan el trabajo con la IoT y la blockchain.

Además, Gartner descubrió que alrededor del 66% de los que implementan ambas tecnologías consideran el "aumento de la seguridad y la confianza" como una de las principales razones de su decisión.

"A medida que las empresas implementan proyectos de IoT, muchas de ellas centran sus esfuerzos en fomentar una mayor seguridad, confianza y transparencia en torno a la gestión o el movimiento de las cosas físicas, de modo que puedan mejorar su eficiencia", dijo Avivah Litan, vicepresidenta de Gartner.

Curiosamente, entre todas las industrias que trabajan con la IoT, la industria de servicios financieros es la menos propensa a adoptar también la tecnología blockchain. Por otro lado, las compañías farmacéuticas, energéticas y de transporte se encuentran entre las que tienen más probabilidades de integrar la IoT con la cadena de bloques según el informe.

"Todas estas industrias tienen modelos de negocio que incluyen el movimiento de bienes físicos, por lo que se benefician de vínculos que unen el mundo físico con el digital, especialmente aquellos que son posibles gracias a una combinación de tecnologías blockchain con el internet de las cosas", dijo la Sra. Litan.

No obstante, queda por ver si las tecnologías blockchain pueden soportar la escalabilidad necesaria para la compatibilidad con aplicaciones IoT, ya que pocos conceptos blockchain han demostrado la capacidad de gestionar más de unas pocas docenas de transacciones por segundo a bajo coste.