NoticiasDeFi

Conoce el ERC-4626, El Estándar Que Podría Impulsar la Nueva Ola de las DeFi

Las aplicaciones construidas sobre bóvedas ERC-4626 funcionan con todas las bóvedas ERC-4626 de rendimiento, lo que facilita la integración y la innovación.

3 min lectura
El mercado DeFi se disparó en 2020. Imagen: Shutterstock

Si conoces los NFT, conoces el estándar de tokens ERC-721. Pero, ¿te has puesto al día con el ERC-4626?

El TVL (valor total bloqueado) en todos los protocolos DeFi asciende a casi 193 mil millones de dólares, según datos de DeFi Llama. Desde la explosión de las finanzas descentralizadas en el verano de 2020, surgió un concepto llamado "yield farming" o agricultura de rendimiento. Los usuarios depositan fondos en una plataforma, como el protocolo de préstamo Compound, y son recompensados con una parte de los beneficios a medida que sus depósitos se prestan, lo que recuerda a los pagos de intereses de un banco tradicional.

Pero la agricultura de rendimiento era menos atractiva para los usuarios individuales sin un capital significativo o conocimiento del concepto, lo que llevó a la introducción de "agregadores de rendimiento" -conjuntos de contratos inteligentes que reúnen los fondos de los usuarios y optimizan los rendimientos. Estos se conocieron rápidamente como bóvedas (o "vaults").

Sin embargo, estas bóvedas carecían de estándares de implementación, lo que condujo a múltiples complejidades. Los agregadores de rendimientos, las bóvedas, los mercados de préstamos y los tokens de rendimiento nativos se implementaron siempre con ligeras variaciones. Resultaba difícil crear aplicaciones sobre las bóvedas, y esto creaba la posibilidad de que se produjeran vulnerabilidades de seguridad. La escalabilidad también era limitada.

Con las bóvedas operando en contratos inteligentes, los usuarios en general no podían interactuar directamente con ellas, lo que sólo aumentaba la importancia de las potenciales aplicaciones descentralizadas (dapps) que podían construirse sobre las bóvedas.

El estándar de las bóvedas

Una Propuesta de Mejora de Ethereum (EIP) creada el 22 de diciembre, dirigida por el fundador del protocolo Fei, Joey Santoro, se propuso cambiar eso. Se trata de ERC-4626.

Si bien el objetivo principal de la propuesta era establecer normas de implementación sólidas para las bóvedas, también destacaba las posibles implicaciones de seguridad de las bóvedas que carecían de una norma específica.

La EIP-4626 se aprobó el 18 de marzo. Desde entonces, un gran número de protocolos DeFi -entre ellos, Yearn Finance, Balancer, Rari Capital y mStable- han comenzado a implementar ERC-4626 en sus bóvedas. (Los EIPs aprobados se llaman ERCs, o Solicitudes de Comentarios de Ethereum por su traducción al español).

Todas las aplicaciones construidas sobre una bóveda ERC-4626 funcionan con todas las demás bóvedas ERC-4626 de rendimiento, por lo que con estos contratos ahora fáciles de integrar, surgieron nuevas iniciativas en torno a las estrategias de rendimiento.

Con el ERC-4626, las bóvedas se clasifican ahora en dos categorías principales: transferibles y no transferibles.

En las bóvedas transferibles, se emite un token ERC-20 representativo para el usuario. Este token representaría la fracción del conjunto de bóvedas que posee el usuario. Las bóvedas no transferibles no utilizan tokens.

El establecimiento de bóvedas estandarizadas abre nuevas posibilidades de interoperabilidad entre diferentes protocolos. Esto también podría allanar el camino para una mayor compatibilidad de los protocolos a través de múltiples blockchains.

Stay on top of crypto news, get daily updates in your inbox.