El Departamento de Justicia de EE.UU. anunció hoy que ha incautado 1.000 millones de dólares de Bitcoin del desaparecido mercado criminal "Silk Road" y que está demandando por la confiscación del dinero, informó Bloomberg.

Los fondos se movieron el martes de una cartera de criptomonedas que contenía 69.370 Bitcoin. Esta es la primera vez que se movieron desde 2015.

Las empresas de investigación Blockchain vincularon las monedas a Silk Road, un enorme mercado criminal de la deep web cerrado por el FBI en 2013, informó Bloomberg. Los federales aparentemente incautaron los fondos de un hacker anónimo. Esta puede haber sido la cuarta mayor dirección de Bitcoin.

Los hackers han intentado acceder a los fondos de la cartera durante años, usando un archivo que supuestamente contenía sus claves privadas y que empezó a circular por Internet hace un año. Podría ser el caso de que alguien se las arreglara para hackear los fondos o el propietario original de la cartera —quien algunos especulan que es Ross Ulbricht, el creador de la Silk Road que actualmente está cumpliendo una sentencia de por vida— moviera los fondos.

"El movimiento de estos bitcoins hoy en día, ahora con un valor de alrededor de 955 millones de dólares, puede representar a Ulbricht o a un vendedor de Silk Road moviendo sus fondos. Sin embargo, parece poco probable que Ulbricht pueda realizar una transacción de bitcoins desde la prisión. Por otra parte, el archivo cifrado de la cartera puede haber sido real, y la contraseña ha sido descifrada, lo que permite mover los bitcoins", dijo el cofundador de la empresa de cadenas de bloques Elliptic en una entrada de blog ayer.

Un informe de la CBS de San Francisco dijo que los fondos habían sido "hackeados desde Silk Road". No está claro, sin embargo, por quién o en qué capacidad.