Tips

  • Ethereum 2.0 requiere que la gente deposite ETH para asegurar la red.
  • Los protocolos DeFi ofrecen altos rendimientos a los que depostitan ETH en sus smart contracts.
  • Eso podría dejar a Ethereum 2.0 alto y seco, según los investigadores de ConsenSys.

Un informe de ConsenSys sobre las DeFi en Ethereum  publicado ayer argumentaba que los protocolos de finanzas descentralizadas podrían perturban el lanzamiento de Ethereum 2.0 en caso de resultar mucho más rentables que hacer staking en la red.

En su informe sobre DeFi del tercer trimestre del 2020, ConsenSys —que financia a la editorial independiente Decrypt— describió la preocupación de que "el DeFi podría ser la amenaza número uno para conseguir una cantidad significativa de participación en Ethereum 2".

Las DeFi sobre Ethereum son una amplia variedad de productos financieros no custodiados que tienen alrededor de 11 mil millones de dólares en criptomonedas corriendo por sus venas, de acuerdo con DeFi Pulse.

Los inversionistas ganan intereses y comisiones por el dinero que depositan en los contratos DeFi sobre Ethereum. Este verano, algunos protocolos ofrecieron retornos anuales de más del 1000%. Esos días nebulosos han terminado en gran parte, pero los inversores todavía pueden ganar un buen dinero.

Crecimiento del volumen total encerrado en protocolos DeFi. Imagen: Defipulse

Ethereum 2.0 es una actualización importante de la blockchain Ethereum cuya puesta en marcha está prevista para antes de fin de año. Trae consigo un mecanismo de consenso proof-of-stake y la oportunidad de ganar ETH depositando los fondos existentes en piscinas comunes. Así es como el Ethereum 2.0 validará las transacciones.

Sin embargo, "si diversos protocolos de DeFi ofrecen rendimientos más altos que los depósitos de Ethereum 2, los titulares de ETH pueden optar por dirigir su ETH a otro lugar, con lo cual el Eth2 queda sin el umbral de ETH depositado que se requiere para que sea lo suficientemente seguro y descentralizado", dice el informe de ConsenSys. Los usuarios tendrán que aportar un mínimo de 32 ETH (por un valor aproximado de 12.300 dólares a los precios actuales) para poder participar en el proceso de staking.

Los autores, Everett Muzzy, James Beck y Tom Hay, añadieron: "No es irracional preocuparse de que los dueños de ETH esperen (en el mejor de los casos) a ver cómo se comparan los rendimientos de los depósitos tempranos con los rendimientos de DeFi, o (en el peor de los casos) decidan no 'arriesgarse' a depositar el ETH hasta la fase 1.5 (que probablemente esté por lo menos a un año) en caso de que no se produzca un rendimiento similar mientras tanto".

Los autores anticipan que podría ser posible que los contratos inteligentes ofrezcan "tokens líquidos que representen el valor de su ETH estacionada", un poco como algunos protocolos DeFi ofrecen tokens que representan monedas depositadas, como el Wrapped BTC, una versión de Bitcoin basada en Ethereum emitida a cambio de Bitcoin estacionado en sus contratos inteligentes.