A pesar de que muchos entusiastas y analistas financieros puedan considerar que la epidemia del coronavirus es buena para Bitcoin, la industria de la minería ya está comenzando a sufrir las consecuencias negativas del brote viral que ha paralizado varias regiones de China continental.

Durante la última semana de enero, varias empresas dedicadas a la fabricación de equipos de minería tuvieron que paralizar sus envíos debido a las estrictas medidas de seguridad que están aplicando las autoridades chinas para contener la expansión del virus.

En un comunicado oficial compartido por la red social WeChat, la empresa de minería MicroBT explicó a sus clientes que sus operaciones de venta servicios asociados a equipos de minería, estarían paralizadas por lo menos durante una semana, reevaluando la situación el 9 de Febrero.

“Dada la situación actual epidemia, en conjunto con el Consejo de Estado y el aviso de gobierno de la provincia de Guangdong … (pausamos) la producción, entrega, servicio post-venta, envío y recepción de documentos y otros asuntos similares” explicaron al tiempo que concluían con un poco de optimismo para con sus connacionales, “¡Gracias por su comprensión y apoyo! ¡Trabajemos juntos para combatir la epidemia! ¡Vamos, Wuhan! ¡Vamos, China!

2020: Un año que comenzó difícil para la industria de la minería

Otra empresa que también anunció retrasos temporales en los despachos fue el fabricante chino Innosilicon. Esta empresa ha tenido un comienzo de año difícil, con una medida que se hace pública pocos días después del anuncio de cancelación de la producción de su línea de equipos de minería Grin G32 por no haber conseguido la financiación necesaria para su producción masiva.

Y el gigante de la minería Bitmain —que recientemente comenzó a expandirse a Latinoamérica— también ha sufrido un golpe al tener que demorar sus despachos. Además, la empresa se encuentra actualmente en una controversia legal que ha golpeado su credibilidad y solidez en el mercado —algo que había ido en decadencia desde los tiempos del fork que dio origen a Bitcoin Cash.

La explicación a las demoras en el envío de productos radica en el hecho de que el Coronavirus se puede esparcir a través del aire, por lo que una mínima cepa depositada por alguna persona involucrada en la cadena de suministros de estos mineros, podría culminar en el contagio de algún cliente, iniciando un potencial foco del virus fuera de China, aumentando su velocidad de replicación.