Probablemente como entusiasta del Bitcoin has visto el cómic publicado en una de las muchas comunidades de criptomonedas en línea; una adaptación de un popular meme de Reddit. Un pequeño y alegre personaje ofrece dos juegos, uno de aventura y otro de desafío.

Su amigo pregunta por una tercera opción.

Un meme con el que es fácil relacionarse. Imagen: Reddit, Traducción: Decrypt

"Cuando juegas a ese juego", el primer pequeño responde, "los días se desdibujan juntos. Las comidas regulares serán cosa del pasado. Tus amigos se preocuparán. Y nunca sabrás si te estás divirtiendo o no".

Ese tercer juego es, por supuesto, Bitcoin.

Ese cómic nos es familiar a los que estamos en la industria de las criptomonedas. Desde traders que se quedan despiertos hasta la madrugada, hasta periodistas especializadas que trabajan día y noche para cubrir el espacio de rápido crecimiento, todos nos relacionamos con él y por eso nos hace reír.

¿Pero qué es lo que tiene Bitcoin que inicialmente nos engancha y nos envía a la madriguera del conejo? ¿Por qué estas líneas de código salen de la pantalla del ordenador, atrapan nuestra imaginación y nos arrastran?

Durante cuatro entrevistas con Bitcoiners, Decrypt identificó algunos rasgos comunes: aversión a la autoridad, con una postura política que se inclina hacia el libertinaje. Pero mientras se deleitan con los atributos de Bitcoin como cobertura contra la inflación, o su seguridad, no fueron esos factores los que los atrajeron inicialmente. Más bien, fue el momento en que usaron Bitcoin por primera vez o fueron capaces de visualizarlo, lo que accionó un interruptor subliminal. Así que, aunque las narraciones actuales son importantes, lo que nos obsesiona de Bitcoin es algo un poco más íntimo.

"Un arma para la paz"

Un día de septiembre de 2015, David Bennett, administrador principal de la Universidad Tecnológica de Texas, se sintió confinado.

Estaba trabajando en su cubículo, iluminado por una lámpara en lugar de las luces fluorescentes que nunca se encendieron. La oficina estaba tan enterrada en medio del edificio gris de hormigón grueso que era la biblioteca de la universidad, que ni siquiera podía oír cuando llovía,

algo que, en el extremo sur del paisaje desértico de las Altas Planicies, normalmente hacía que todo el mundo corriera hacia las ventanas.

The biblioteca de la Universidad Tecnológica de Texas. Imagen: Texas Tech University.

Bennett miró su monitor. Estaba a punto de enviar 0,2 Bitcoin, por valor de 80 dólares, desde su cuenta de Coinbase a Jack Spirko del Survival Podcast, para que se hiciera miembro. Había oído hablar de Bitcoin en línea hace unos años, pero fue sólo al escuchar estos podcasts que empezó a aprender más. Puso la dirección de Spirko y pulsó enviar.

Pronto se dio cuenta de que había muchas cosas que no había hecho. No había dado los datos de su cuenta bancaria, su dirección, su número de teléfono. No había autorizado a nadie a tomar pagos de su cuenta. No se llamaría al banco para quejarse de que se habían tomado más pagos fraudulentos de su cuenta. Eso era todo, hecho.

Se sentía liberado.

"Eso comenzó todo el viaje por la madriguera del conejo", le dijo a Decrypt. "Me senté. No dije nada entonces, pero más tarde le dije a mis compañeros de trabajo sobre Bitcoin."

Andreas Antonopoulos es un educador de Bitcoin: Aantonop.com

Bennett pronto se convirtió en un oyente habitual del educador de Bitcoin Andreas Antonopoulos, así como del podcast semanal de Trace Mayer sobre el conocimiento de Bitcoin. Al encontrarse mal contenido con un solo episodio de podcast cada semana, creó el suyo propio llamado "Bitcoin y ..." donde discute las noticias del día a dia de la industria.

Hasta el día de hoy, continúa manteniendo que Bitcoin es un arma, pero, en palabras del CEO de Parallax Digital, Robert Breedlove, una para la paz.

Bitcoin es "dinero rebelde"

Era un día frío a finales de octubre de 2019, cuando Phil Gibson, un vendedor de software, condujo a casa para su hora de almuerzo. Su amigo lo había convencido para que comprara una gama de altcoins, como el Basic Attention Token del navegador Brave y el Syscoin enfocado a los negocios, en el la plataforma de Binance. Sólo que el amigo le había advertido que consiguiera una VPN primero.

De pie en la mesa de la cocina con su portátil fuera, Gibson intentó pagar por NordVPN. Pero su tarjeta de débito se negó a funcionar, mostrando un mensaje de error. Intentó con su tarjeta de crédito. Todavía no hay nada. Se puso al teléfono con su banco, para averiguar qué estaba pasando. Mientras esperaba, se dio cuenta de que probablemente tenía que ver con lo que estaba comprando. El asistente de atención al cliente volvió y confirmó sus sospechas.

Gibson estaba enojado porque el banco le prohibía gastar su dinero como quisiera. Ignoró la idea de llamar a su sucursal local y buscó otra manera. Se dio cuenta de que el proveedor de la VPN aceptaba Bitcoin, así que sacó CashApp, compró Bitcoin y pagó por la VPN directamente.

"Una vez que vi que funcionaba, fue simplemente increíble", dijo. "Bitcoin es dinero tipo "jódete", es una droga increíble".

Bitcoin fue la primera criptodivisa y todavía tiene la mayor capitalización del mercado. Imagen: Shutterstock.

Aunque había oído hablar de Bitcoin en 2017 durante su épica carrera hacia los 20.000 dólares, este fue el momento en que realmente comprendió su valor. Se introdujo directamente en sus creencias de tendencia libertaria y empezó a dar información sobre Bitcoin, como el podcast audible de Bitcoin de Guy Swann.

Pero había algo en Bitcoin que, a diferencia del dinero fiduciario que tenía en su cuenta bancaria, resonaba con él.

"Es mío", dijo. "Aunque suene como Gollum".

Al conocer sobre Bitcoin todo "hizo clic"

El estudiante de economía Marty Bent estaba sentado solo en la biblioteca de la Universidad DePaul en Chicago, una tarde del verano de 2012. Fuera de sus clases nocturnas, había pasado el día trabajando en un fondo de futuros gestionados donde escribió casi exclusivamente sobre bancos centrales y política monetaria. Con su inclinación antiautoritaria, estaba claro para él que los gobiernos se estaban equivocando.

"Estaba bastante pegado a lo que los bancos centrales estaban haciendo durante tres o cuatro años. En las profundidades de QE2, QE3, Operación Twist, rápidamente aprendí que los bancos centrales no tenían realmente ninguna idea de lo que estaban haciendo", dijo, refiriéndose a los ejemplos de la flexibilización cuantitativa y la compra de bonos por la Reserva Federal.

Jerome Powell, encargado de la Reserva Federal ha pedido más estímulos económicos. Imagen: Reserva Federal.

En ese momento, no estaba estudiando para sus lecciones de economía de la noche siguiente, ni se preparaba para el comentario del día siguiente en su trabajo diurno. En su lugar, estaba en BitcoinTalk, analizando todo lo que había que saber sobre Bitcoin.

Bent dijo, "Estaba leyendo sobre Bitcoin y comprendiendo mejor la tecnología y las políticas monetarias que hay detrás de ella, y todo como que hizo clic".

Bent pronto empezó a hacer listas en Twitter de destacados Bitcoiners para seguir la pista de lo que estaba pasando. En el invierno de 2013, usó su cheque de bonificación para comprar su primer Bitcoin por 800 dólares. Poco después de eso, subió a 1.200 dólares y, impulsado por la sensación de euforia, de repente les contaba a sus compañeros de trabajo todo sobre ello.

Bent ahora escribe un boletín diario llamado Marty's Ƀent y es el anfitrión del podcast Tales from the Crypt. Ambos están enfocados, como es de esperar, en Bitcoin.

Una "encendida de bombillo"

A principios de 2017, Robert Breedlove estaba en su oficina en Las Vegas, leyendo un artículo en su iMac. Breedlove era un libertario que durante mucho tiempo se había preguntado sobre el dinero, qué era, y por qué los gobiernos tenían el monopolio sobre él. Había leído un libro llamado La criatura de la isla de Jekyll: Un Segundo Vistazo a la Reserva Federal, y una Navidad, incluso había repartido copias de una versión abreviada llamada "Dinero Deshonesto" a su familia.

Así que no es sorprendente que, en ese mismo momento, estuviera leyendo la explicación de Nick Szabo sobre los contratos inteligentes, una tecnología para codificar acuerdos entre dos partes. Breedlove había sabido de Bitcoin durante varios años pero fue en este momento, cuando finalmente comprendió su propósito.

Nick Szabo, inventor de BitGold. Imagen: Decrypt

"Cuando leí el trabajo de Nick Szabo sobre los contratos inteligentes, que en realidad fue escrito a finales de los 90, fue cuando se me encendió el bombillo", dijo. "Oh Dios mío, toda esta industria financiera es básicamente esta función intermedia que podría ser interrumpida por los contratos inteligentes."

Fue el ejemplo de Szabo de una máquina expendedora lo que lo golpeó. "Un ejemplo canónico de la vida real, que podríamos considerar como el ancestro primitivo de los contratos inteligentes, es la humilde máquina expendedora", escribió Szabo.

En ese momento, Breedlove pudo visualizar cómo Bitcoin o Ethereum podían desempeñar el papel de la máquina expendedora, eliminando la necesidad de la industria financiera tradicional, al tiempo que rivalizaba con las monedas fiduciarias respaldadas por el Estado. "Fue entonces cuando me di cuenta de que la tecnología iba a ser un gran negocio", dijo.

Pronto llegó a creer que era Bitcoin el que tenía los cimientos más fuertes para desbaratar el concepto de dinero. Después de leer The Bitcoin Standard, de Saifedean Ammous, devoró libros de los economistas Ludwig von Mises, Murray Rothbard y Friedrich Hayek. Llegó a ser el CEO de Parallax Digital, que invierte en productos enfocados a Bitcoin, y ha escrito un hilo de 62 tweets que arroja luz sobre Bitcoin "en una cáscara de nuez exotérica".