Bitcoin cerró el halving a la baja. Luego de haber rozado los 10K, recuperándose de la caída del viernes negro, el token borró las expectativas optimistas de muchos traders y entusiastas, cuando perdió 1000 USD en una hora durante la jornada del 10 de mayo de 2020.

A partir de allí, comenzó un proceso lento de recuperación, consiguiendo superar la mítica barrera de los 9000 USD, despertando la alegría de la comunidad que esperaba por lo menos un cierre alcista de la criptomoneda.

Pero en las últimas 3 horas previas al halving, los osos del Bitcoin se adueñaron de los mercados, llevando su precio a mínimos de 8200 USD, luego de que el mercado corrigiera un poco por encima de los 8400 en una barrera que parece más psicológica que técnica.

La caída de precios podría deberse a las expectativas frente al halving. Los mineros son unos jugadores importantes en los mercados, ya que de ellos depende que haya un flujo constante de nuevos tokens dentro del ecosistema, y con una reducción del 50% de sus ingresos, era de esperarse que muchos vendieran a última hora para asegurar sus operaciones y quizá tener cierto grado de confianza en un corto plazo mientras las cosas se calman.

Corto vs Largo Plazo

Como Decrypt informó, en ocasiones anteriores el Bitcoin ha registrado ganancias masivas luego de cada halving, pero en los días posteriores a dicho evento, los precios han bajado considerablemente como consecuencia del nerviosismo de los mercados.

Por lo tanto, mientras algunos buscan seguridad en el dólar, otros consideran que esta podría ser una oportunidad de inversión a largo plazo. Recientemente, la CEO de Binance.US Catherine Coley explicó que esta podría ser una ocasión trascendental para el Bitcoin, sobre todo considerando que se está haciendo más escaso en comparación con el dólar, que ha tenido una tasa inflacionaria de casi 1 millón de dólares por segundo.

Pero no habría sido malo, culminar esta historia con una linda vela verde. Ya veremos que sucede en el 2024