En Resumen

  • Haití es uno de los países más pobres del continente americano
  • Cerca de la mitad de su población vive de la agricultura
  • Agriledger es una solución blockchain creada por una startup británica que promete optimizar la cadena de producción para beneficiar a productores y consumidores

El uso de las tecnologías blockchain cada día se abre paso en el resto de las industrias, y si bien el mundo de la agricultura ya ha dado sus primeros pasos con soluciones basadas en la cadena bloques, recientemente una compañía británica se animó a introducir esta innovadora propuesta a un país con una economía sumamente deprimida: Haití.

La compañía de tecnología de Reino Unido, Agriledger, desarrolló una plataforma con tecnología blockchain que básicamente optimiza los procesos clave de la industria agopecuaria, ahorrando costos para los consumidores y aumentando las ganancias para los productores primarios.

Agriledger otorga una identificación única a cada productor, el cual puede participar de manera activa dentro del ecosistema de la plataforma sin necesidad de intermediarios. Además, cada productor puede tokenizar sus productos, permitiéndoles tener un mayor nivel de supervisión y seguimiento de los mismos una vez se colocan en el mercado, reduciendo todo el camino que debe pasar un producto desde que sale de la granja hasta que llega al consumidor final.

Simplificando la cadena de producción... Con una cadena de bloques

Con la eliminación de los intermediarios se ahorra —al menos en teoría— el abultamiento de precios durante los procesos de distribución y almacenamiento. Esto resulta especialmente relevante en economías emergentes o estancadas, donde los agricultores tienden a recibir muy poco por los alimentos que producen.

Como ejemplo; Jenny Rodríguez, una productora del estado Bolívar en Venezuela, comentó a Decrypt “hemos colocado al mayorista, maras de ají dulce en 450 mil bolívares y ellos lo venden en 1 millón”. Es decir, el valor de transportar un producto unos pocos kilómetros aumenta el precio del producto en más de un 100%.

Además de simplificar la cadena de suministro, Agriledger ofrece otros servicios los cuales promete ampliar en un corto plazo. Específicamente, la corporación busca mejorar procesos asociados con identidad digital, confiabilidad de información, trazabilidad de productos, servicios financieros y registro de datos.

El uso de blockchain para mejorar los procesos agropecuarios es uno de los casos de uso no financieros más emblemáticos de la industria. El programa IBM Food Trust se ha destacado por ofrecer una solución basada en la tecnología Hyperledger como motor para compartir el fraude en este mercado.

Así mismo, recientemente, Neogen Corp, una compañía del ramo enfocada en la seguridad, se asoció con Ripe Technology para crear una blockchain que permita rastrear el ciclo de producción de alimentos.

El panorama se ve optimista para la industria —sobre todo considerando que casi el 50% de la población vive de la agricultura— pero no es una solución mágica. Con una economía estancada, un poder adquisitivo sumamente bajo y una infraestructura tecnológica pobre, Haití tiene muchos retos por resolver. Pero a pesar de las circunstancias, la blockchain ha llegado para darle una ventaja en esta carrera que apenas comienza.