El gobierno de Venezuela sigue esforzándose por promover el uso y adopción del Petro como una criptomoneda complementaria —o sustitutiva— del Bolívar, y esta vez las tácticas trascendieron lo político y tecnológico para adentrarse en el mundo de las redes sociales y el deporte.

Durante el acto formal de presentación de los nuevos uniformes del club de futbol profesional venezolano Estudiantes de Mérida, se pudo observar cómo el Petro aparecía como uno de los sponsors oficiales del equipo.

El logotipo de la controversial criptomoneda aparece en el pecho de todas las franelas —que también presentaron un rediseño en sus colores— y debajo del logo del Petro se promociona el link a la página oficial de la Stablecoin venezolana.

Nuevo uniforme del club de fútbol Estudiantes de Mérida. Cortesía: Estudiantes de Mérida, vía Instagram

El Petro: Controversial en la Política, la criptoeconomía... y el deporte

Como era de esperarse, en un país tan polarizado como Venezuela, la noticia causó un revuelo entre los fanáticos, que no escatimaron palabras al momento de rechazar este sponsor. La política se adueñó del debate y marcó la tendencia al momento de las críticas.

“Que tristeza ver a mi equipo con la camiseta patrocinando lo más odiado en el mundo” dijo el usuario chuchualbarran en Instagram, mientras que otro fanático bajo el username cristiantorres7235 tuvo una reacción menos triste y más colérica. “Que porquería de uniforme les faltó los ojitos de Chávez enchufados dan pena directiva” compartió.

La rabia llegó a tal punto que inclusive un usuario amenazó con cambiarse de equipo si no quitaban el logotipo del uniforme. “Me hago de Táchira si no quitan el logo ese de Petro” fueron las amenazas de malbema2208.

Pero el Petro no fue el único culpable de la molestia de la fanaticada. La elección de colores resultó controversial, ya que la selección se conoce como la rojiblanca por sus característicos colores rojo y blanco pero la directiva presentó un diseño con un esquema de colores atípico —por ser comedidos.

Colores más, colores menos, los esfuerzos del gobierno nacional para promover el uso del Petro han resultado siempre en una monumental controversia. Las propagandas promoviéndolo han sido catalogadas por el mismísimo presidente de Venezuela como excesivamente difíciles de comprender: “Quedé virolo, no entendí nada” aseguró el presidente Maduro en una cadena nacional donde se presentó el video promocional del Petro.

Y en un punto de vista mas serio, la iniciativa de brindarle un valor subyacente a través de un decreto ley para combatir el argumento de que nadie confiaría en el token, no solo fue catalogado de ilegal, sino que fue sancionado por el gobierno de Estados Unidos. Así mismo, la integración con la plataforma bancaria tuvo que cerrar luego del fuerte tráfico que registró y la cancelación de pagos en Petros a comerciantes fue criticada por sus retrasos.

Parece que, por ahora, el Petro no puede marcar gol… a pesar de los esfuerzos del árbitro