Una nueva plataforma basada en tecnología blockchain se presentó  el 27 de enero en Milán, Italia; prometiendo facilitar a los ciudadanos el proceso de pago de facturas y control de sus gastos y compras.

La plataforma se llama Rocket, y fue creada por el equipo de Coinshare (el cual no debe confundirse con CoinShares) para impulsar el e-commerce en Italia. En principio, se busca unir a los usuarios a modo de una suerte de red de contactos que permita organizarlos para sacar el máximo provecho de los servicios de cashback.

El modelo de cashback es una estrategia comercial en la que el comprador recibe una devolución de parte del dinero invertido en una compra. De esta manera se estimula al comprador a seguir usando los servicios. Mientras mayor sea la compra, mas grande es la devolución, por lo que una red de usuarios mas grande actuando conjuntamente puede obtener más beneficios.

En el caso de Rocket, la etapa inicial se aplicará en el mercado energético nacional. Los usuarios podrán pagar sus facturas a través de la plataforma, usando la criptomoneda propietaria de Rocket. Por supuesto, las recompensas se otorgarán en este token.

Se espera que para mediados de año, la plataforma Rocket se expanda al mercado del gas, y se integre con otros servicios públicos a partir del año que viene.

El confundador de Rocket, Luigi Maisto explicó que “los clientes no solo podrán disfrutar de los servicios competitivos y eficientes de la plataforma, sino que podrán pagar la energía consumida con los tokens acumuulados a travpes de las otras compras realizadas con la wallet del sistema Coinshare”.

El equipo de Coinshare asegura que ya ha registrado cerca de 400.000 usuarios, del los cuales un 10% ya se encuentra activo realizando intercambios y operaciones en la plataforma. Por su parte, Alberto Ferlin, otro cofundador de Rocket explicó que aspiran a contar con 100.000 clientes en Rocket para 20203, facturando cerca de 100 millones de Euros.