El ecosistema de criptomonedas en Brasil inició el año con un nuevo altibajo en la lucha legal de las plataformas de intercambio por ganarse un lugar de respeto en la industria financiera del país.

En respuesta una queja por el cierre masivo de cuentas bancarias a varias exchanges locales, el banco Bradesco emitió un comunicado manteniéndose firme en su decisión de cortar cualquier relación comercial con estos negocios.

De acuerdo con un comunicado emitido a comienzos de año la entidad bancaria se negó a establecer un acuerdo de mediación propuesto por la Asociación Brasileña de Criptomonedas y Blockchain (ABCB) para buscar, a través del Consejo Administrativo de Defensa Económica, una solución que permitiera la operación de las exchanges locales de Brasil con cuentas bancarias en esta entidad.

Aunque Bradesco fue enfático en resaltar que tiene el derecho de establecer sus políticas y condiciones, la razón de fondo del problema tiene un carácter netamente jurídico. “Bradesco está legalmente obligado a actuar como lo ha venido haciendo debido a que el marco regulatorio así lo determina” dice la respuesta, “la única solución efectiva para la situación propuesta por la ABCB, que simultáneamente resultara compatible con el marco regulatorio de las instituciones financieras, sería la regulación de los criptoactivos en Brasil, lo que queda fuera de las competencias del CADE (Consejo Administrativo de Defensa Económica de Brasil)”.

Una batalla cada vez más difícil

A medida que pasa el tiempo se van cerrando mas puertas para la Asociación Brasileña de Criptomonedas. Ya a finales de 2019, el CADE declaró el caso como cerrado, resolviendo que la decisión de los bancos estuvo apegada a la ley y no hubo abuso ni extralimitación de sus competencias.

Por ahora, parece que la próxima carta que podrían jugar los afectados sería tocar las puertas de los entes jurisdiccionales. Habiendo cerrado la vía individual y buena parte de las instancias administrativas con —y sin— competencia en la materia, es posible que el camino de los Tribunales de Justicia sea el próximo horizonte de los cripto emprendedores.

Sin embargo, este camino es sumamente difícil, burocrático… y caro. Las casas de cambio se estarían enfrentando a un rival poderoso, siendo Brasil una de las principales economías emergentes del país. Sin embargo, hay una luz al final del túnel: El presidente del Banco Central de Brasil ha expresado previamente su interés por promover el crecimiento del ecosistema de criptomonedas.

Pero con un presidente que dice en promedio más de 2 mentiras por día, las declaraciones de los políticos que se encuentran debajo de la pirámide resultan difíciles de creer.