Las criptomonedas y tecnologías blockchain están irrumpiendo en un creciente número de escenarios de la sociedad moderna, y los políticos no quieren quedarse atrás en esta tendencia. El ex presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puidgemont, anunció su intención de lanzar un fondo para promover una “República” independiente del control español, y las criptos tienen justo lo que él necesita.

De acuerdo con un reporte del periódico Vozpópuli, Puidgemont presentó una propuesta que busca unir a todos los independentistas catalanes en una suerte de gobierno paralelo y autogestionario. Esta propuesta ya había decidido aprovechar las ventajas de las tecnologías blockchain para llevar un registro de los afiliados.

Como un paso mas allá del registro, ahora el ex presidente de la Generalitat espera lanzar una plataforma de “servicios financieros” para quienes se hayan registrado previamente. Y como no puede prestar servicios bancarios tradicionales bajo las leyes españolas, sugirió la posibilidad de que se usen criptomonedas para evadir estos controles.

El proyecto busca dar “estabilidad y fuerza financiera” a las iniciativas separatistas y la vida cotidiana de los catalanes que no se consideran españoles. Explicó que un servicio de este tipo aprovecharía “la seguridad jurídica derivada del hecho de estar fuera de la jurisdicción española”. Esto, con el tiempo, ayudará a la “materialización de la república catalana” —si España  no bloquea la iniciativa, como seguramente lo hará.

El flirteo de Puidgemont con las criptomonedas y tecnologías blockchain no es algo nuevo. El separatista en el exilio ya ha recaudado fondos en Bitcoin para cubrir los gastos de un referéndum que se llevo a cabo para consultar la voluntad de los catalanes respecto a si querían ser parte de España, o anhelaban ser una república independiente.

Igualmente, Decrypt reportó a mediados de septiembre que la iniciativa IdentiCAT usaba la tecnología blockchain para crear un registro de información descentralizado para Cataluña, completamente independiente del DNI español.

Este proyecto fue catalogado de ilegal por parte del gobierno español… Lo que a Puidgemont le importó muy poco.

De prosperar esta suerte de banco de independentistas catalanes en la blockchain, Puidgemont sería el hombre detrás de una de las iniciativas mas importantes de aplicación de tecnologías blockchain con fines geoestratégicos. Cataluña es considerada como una de las regiones mas prósperas de España, y un número importante de sus habitantes no son contrarios a la idea independentista.

Sin embargo, el proyecto tiene una difícil prueba por delante: No solo tiene en contra al gobierno Español (y de manera indirecta a la Comunidad Económica Europea) sino que cuenta con una potencial base de usuarios pequeña: Para el 12 de sepetiembre, apenas un poco mas de 82.000 personas se registraron como socios del “Consell per la República” promovido por Puidgemont con su registro digital.