Tips

  • Los bancos más grandes de México son la opción más atractiva para los criminales que lavan dinero, según un informe.
  • La tecnología y las criptomonedas no se mencionan en el informe, a pesar de que son atractivos para los delincuentes de otros lugares.
  • Los bancos mexicanos han tenido durante mucho tiempo problemas con el lavado de dinero.

Los bancos en México son muy atractivos para los lavadores de dinero en el país, según un nuevo informe. Como informó originalmente el diario mexicano El Economista, los bancos más grandes de México son los que más riesgo corren de ser utilizados para el lavado de dinero.

El reportaje publicado la semana pasada analiza los resultados de la Evaluación Nacional de Riesgo (ENR) de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público del país.

Sus conclusiones dicen que a pesar de que los bancos del G7 son los más regulados, la mayor cantidad de dinero sucio pasa por ellos. El G7 comprende los bancos más grandes de México: Citibanamex, BBVA Bancomer, Banco Santander México, Banorte, HSBC México, Scotiabank Inverlat y Banco Inbursa.

El informe dice que, anteriormente, se consideraba que cuatro sectores del sistema financiero eran los más susceptibles de ser utilizados para el lavado de dinero. Pero ahora, el G7 y los bancos que realizan actividades de cambio de divisas son los sospechosos habituales de todas las instituciones financieras de la segunda economía más grande de América Latina.

En el informe no se mencionan los riesgos de las plataformas de intercambios de criptomonedas o de las empresas de fintech, ambos típicamente considerados atractivos para quienes desean "lavar" las ganancias sucias. México es el hogar de la mayoría de las empresas de fintech en América Latina. Y el país también es el hogar de Tauros, empresa detrás de la primera tarjeta de débito en criptomonedas de la región.

Aunque, según el informe, al menos, los grupos criminales del país todavía prefieren las finanzas tradicionales.

Los bancos en México han tenido problemas con el lavado de dinero desde hace mucho tiempo. En 2012, HSBC aceptó pagar un récord de 1.920 millones de dólares en multas a las autoridades de EE.UU. después de que se descubriera que los cárteles de la droga mexicanos y colombianos utilizaban el banco para lavar dinero de la droga.